Sección: AVANCES MÉDICOS

Las enfermedades neurológicas como el Alzheimer van en aumento.

* Por la creciente población de adultos mayores, indica experto del Centro Médico ABC. Actualmente hay 1 millón 300 personas con Alzheimer, que representa el 14% de la población total. La mala alimentación, falta de actividad física, enfermedades cardio metabólicas entre otras, suman los factores de riesgo.

Sección a cargo de G. Adolfo Ruiz J.

CDMX 20 septiembre  2023.- La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN), del INEGI, estima que, en 2022, en México residían 17 958 707 personas de 60 años y más, representado el 14 % de la población total del país [1].

 La población que va en aumento de acuerdo con un estudio de la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez, prevé que en 2030 las personas adultas mayores representarán el 15% de la población y alrededor de 23% en 2050[2].

Por ello se incrementarán las enfermedades neurológicas de esta población adulta, pues actualmente se estima que en México aproximadamente un millón 300 mil personas padecen la enfermedad de Alzheimer, cifra que representa entre 60 y 60 y 70 % de los diagnósticos de demencia y afecta con mayor frecuencia a las personas mayores de 65 años. [3].

El Dr. Ángel Alberto Ruiz Chow, neuropsiquiatra del centro Neurológico de Centro Médico ABC, informa que antes de la pandemia, en el mundo 1 de cada 4 personas mayores de 65 años pueden tener una complicación de algún tipo de demencia, como Alzheimer.

Agrega que esta enfermedad es causada por las proteínas beta mieloide y TAO, que son parte de la estructura de las neuronas del cerebro, que al paso del tiempo van perdiendo su constitución, lo que impide un tránsito de la información neurológica y fisiológica del cerebro normal, impactando en el mal funcionamiento cognitivo.

El experto señala que algunos factores de riesgo son la mala alimentación, la falta de actividad física y algunas enfermedades cardio metabólicas como diabetes mellitus, hipertensión arterial, síndrome de Down, traumatismo craneoencefálico. "Si el paciente tuvo aneurisma que lesionó el tejido cerebral puede tener problemas cognitivos y también las demencias vasculares pueden afectar, por eso, en el Centro Médico ABC tenemos un programa para prevenir Ictus".

Los síntomas iniciales son alteraciones en la memoria de hechos resientes, olvidos como dejar prendida la estufa o perder las llaves, etc. Algunos pacientes manifiestan desorientación no saben cómo llegar a determinado lugar, alteraciones en el lenguaje olvidan palabras o actividades cotidianas.

Cuando las personas se encuentran en la edad de riesgo y con algunos síntomas se recomienda un chequeo general, "en ABC hay un check up de scriming que evalúa aspectos cognitivos, que si se detectan fallas previas se puede hacer una evaluación amplia y estandarizada", menciona.

Con lo cual se puede llegar a un diagnóstico, además del estudio clínico donde hay que entrevistar al paciente y a la familia para evaluar si esas fallas cognitivas alteran la funcionalidad cotidiana, de ser así, pasar a tratamiento. También se hace una tomografía por emisión de positrones y el estudio de proteína TAO en líquido cefalorraquídeo, que se pueden hacer en Centro Médico ABC.

Una vez que se tiene el diagnostico, viene el tratamiento que cuenta con varios niveles de intervención y que dependen del estadio en que se encuentra el paciente. "De leve a moderado se recomienda el programa de rehabilitación cognitiva para que el paciente recupere cierta funcionalidad o permanezca estable el deterioro y no progrese", explicó.

En estadio moderado a severo se administran fármacos que modulan la acetilcolina, sustrato neuroquímico que está asociado a la enfermedad de Alzheimer, que tiene que ver con la memoria y otros neurotransmisores, o bien, otro medicamento que bloquea la entrada de calcio en exceso a las neuronas, que provoca neurotoxicidad o apoptosis que hace que las neuronas mueran y haya más deterioro cognitivo, pero se recomienda acudir a los centros especializados como el ABC para un diagnóstico certero y tratamiento eficaz.

De no tratarse este padecimiento neurológico el deterioro puede continuar en el funcionamiento físico global, "desafortunadamente, el desenlace de las enfermedades demenciales es el fallecimiento, generalmente por complicaciones como infecciones pulmonares, paros cardiorrespiratorios, entre otros", señala el experto.

Añade que quienes atienden a los pacientes son los neurólogos, neuropsiquiatras, neuropsicólogos, rehabilitadores físicos, geriatras e internistas. Es un tratamiento multifactorial porque hay que estar al tanto de enfermedades que siguen apareciendo o progresando, como diabetes e hipertensión que deben controlarse, además de tratar el estado de ánimo, agitación, psicosis, entre otras alteraciones que van apareciendo conforme avanza la enfermedad.

Una forma de prevenir las enfermedades neurológicas como las demencias y el Alzheimer es controlar el estrés, que es un factor de riesgo a largo plazo, tratar la depresión y la ansiedad, tener actividad física es un factor de protección y estar en constante actividad cognitiva. Actualmente la gimnasia mental es un buen elemento para saber en qué áreas se puede necesitar aumentar el potencial cognitivo, los neuropsicólogos son los especialistas.

Como mensaje final en el marco del Día Mundial del Alzheimer, el Dr. Ángel Ruiz Chow, mencionó, que la mejor manera de prevenir la gravedad de los síntomas, que por la propia edad se pueda tener, es cuidando la salud física y mental, así como acudir lo más rápido posible con los expertos, recomienda que no lo postergues, No permitas que avance, atiende tu salud.


Publicado: 25/09/2023
Copyright © 2009 Reseña Digital - Visitantes: 39,927,324