Sección: INSTITUCIONES

JESÚS KUMATE, HÉROE DE LA SALUD EN MÉXICO: NARRO ROBLES

* Homenaje póstumo al doctor Jesús Kumate, tras su fallecimiento el pasado 7 de mayo. Reconocieron sus aportaciones y trayectoria con la medalla In Memoriam.

Sección a cargo de G. Adolfo Ruiz J.

CDMX 09 mayo 2018.- Jesús Kumate Rodríguez, Secretario de Salud en el periodo 1988-1994 y presidente de la Academia Nacional de Medicina en 1975, fue un héroe de la salud en México, ya que hizo frente a importantes retos, como la reaparición del cólera y la última epidemia de sarampión.

Así lo reconoció el Secretario de Salud, José Narro Robles, al conmemorar junto con familiares, amigos, exsecretarios y autoridades del sector, la trayectoria del doctor Kumate Rodríguez tras su fallecimiento el pasado 7 de mayo. En la ceremonia se entregó la medalla In Memoriam a su sobrina Katya Kumate Rogers.

Ahí, Narro Robles resaltó que sus contribuciones a la medicina mexicana, sobre todo en el campo de la pediatría, han permitido contar con mejores condiciones de vida y beneficiar a las actuales y futuras generaciones, entre ellas resalta la puesta en marcha de las semanas nacionales de vacunación, la lucha contra el paludismo y las enfermedades transmitidas por vector.

El doctor Jesús Kumate, subrayó José Narro, fue un médico brillante, especialista destacado, maestro distinguido e investigador excepcional, reconocido nacional e internacionalmente con múltiples condecoraciones por sus aportaciones a la medicina.

Al respecto, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue Weichers, detalló que entre los reconocimientos que recibió se encuentran los doctorados Honoris Causa que le otorgaron las universidades Autónoma de Nuevo León, Sinaloa, Estado de México y de la UNAM.

Asimismo, fue distinguido por sus acciones en el servicio público nacional, como la Medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República, entre muchos otros. “Que en México siga prevaleciendo el espíritu del doctor Kumate”, subrayó el rector de la UNAM.

En su intervención el ex Secretario de Salud, Guillermo Soberón Acevedo reconoció que el compromiso y dedicación del doctor Jesús Kumate lo perfilaron para ser el primer Coordinador de los Institutos Nacionales de Salud en 1982 y posteriormente encabezar la entonces Subsecretaría de Salud Pública.

En ese periodo se encargó de hacer frente a problemas de salud pública como el paludismo y el VIH/Sida, así como la suspensión de compra de leche radioactiva a Irlanda.

En su participación y con la representación del Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Tuffic Miguel, la Directora de Fundación IMSS, Patricia Guerra, destacó que el doctor Kumate Rodríguez fue el creador de diversas estrategias nacionales.

Entre ellas, dijo, destacan Es tu vida, es tu futuro, hazlo seguro, para prevenir el embarazo en adolescentes; Mi lucha es rosa, dedicado a la prevención de cáncer de mama, así como el programa nacional Silla-cama; los sistemas de vigilancia epidemiológica y bancos de leche en los hospitales de gineco-obstetricia de esta institución pública.

A la ceremonia asistieron los presidentes de la Academia Nacional de Medicina, Armando Mancilla, y de Cirugía, Jesús Tapia Jurado; los directores generales del Instituto Politécnico Nacional, Mario Alberto Rodríguez Casas; del ISSSTE, Florentino Castro López; Adjunto de Sanidad Naval, capitán Luis Alberto Bonilla Arcaute; de la Escuela Médico Militar de SEDENA, General Brigadier Martha Patricia Fernández Guzmán; así como el subdirector de Servicios de Salud de Petróleos Mexicanos, Marco Antonio Navarrete Prida, respectivamente.

José Narro Robles, durante el homenaje póstumo del Doctor Jesús Kumate, realizado en la Academia Nacional de Medicina, externó.

Hombre de convicciones políticas y religiosas firmes, pero siempre abierto a entender y a aceptar a quienes no las compartían. Siempre claro para distinguir entre sus convicciones y lo que convenía al conjunto de la sociedad. Fue un hombre culto, pero nunca pedante o vanidoso, serio, pero nunca aburrido, gran conversador, pero siempre dispuesto a escuchar a los demás. Fue grande en su dimensión, pero siempre temeroso.

Fue un sabio que tuvo consistencia y abordaba sus discrepancias con claridad, de frente, pero también con respeto y educación. La vida me dio la oportunidad de conocerlo, de tratarlo, de admirarlo y de aprender de él. Lo respeté y lo sigo queriendo. Su pérdida me duele como a muchos, como a todos nosotros y me conmovía la conducta estoica con que enfrentó el final de su vida. Para el doctor Jesús Kumate Rodríguez el cariño y la admiración de todos nosotros, los míos a la cabeza.

Lo que hemos visto y escuchado el día de hoy, explica la mezcla de sentimientos que se percibe en este recinto que le perteneció y en el que dictó cátedra, cariño, solidaridad, admiración, respeto y dolor por la pérdida de uno de nuestros mejores médicos, de un mexicano extraordinario, de uno de los más grandes del siglo XX y de los primeros años de la nueva centuria, concluyó.


Publicado: 10/05/2018
Copyright © 2009 Reseña Digital - Visitantes: 12,206,236