Sección: AVANCES MÉDICOS

HÍGADO GRASO NO ALCOHÓLICO, RIESGO PARA PADECER CIRROSIS.

* Suman esfuerzos para impulsar la importancia de la prevención, detección y tratamiento del hígado graso no alcohólico. Lo padecen más las personas adultas sin distinción de género, cada vez más frecuente en niños menores de 14 años.

Por G. Adolfo Ruiz J.

CDMX  30 myo 2018.-  El  hígado  graso es  la  acumulación  de  ácidos  grasos  y  triglicéridos  en  los  hepatocitos  (células  hepáticas),  padecimiento en  aumento, y considerado  la segunda  causa  de  enfermedad  crónica  hepática,  de  acuerdo  con  la  Asociación  Mexicana  de  Hepatología  (AMH), 

Esto  puede  llevar  a  inflamación  del  hígado, con  la  posibilidad  de  desarrollar  fibrosis  y  finalmente  terminar  en  el  daño  hepático  crónico  o  cirrosis,  muy  similar  a  la que  se  produce  en  las  personas  que  consumen  cantidades  importantes  de  alcohol. 

El hígado es el órgano interno más grande y realiza varias funciones críticas, entre ellas: Elimina bacterias y toxinas de la sangre. Previene infecciones y regula respuestas inmunes. Procesa nutrientes, medicamentos y hormonas. Produce bilis, que ayuda al organismo a absorber grasas, colesterol y vitaminas solubles en grasa. Fabrica proteínas que intervienen en la coagulación sanguínea.

La  Dra.  Graciela  Castro  Narro;  Hepatóloga  miembro  de  la  AMH  comentó: “El hígado graso en la inflamación del hígado,  provoca cirrosis y deriva en cáncer hepático, es la primera causa de enfermedad crónica hepática. Se puede prevenir a través de un diagnóstico oportuno y un cambio en la alimentación y hacer  ejercicio, lo  padecen  más  las  personas  adultas  pero  es  cada  vez  más  frecuente  en  niños”.

Los  factores  metabólicos  que  pueden  producir  enfermedad  hepática  grasa  no  alcohólica  son:  el  síndrome  metabólico,  obesidad,  diabetes  tipo  2  y  dislipidemias ( colesterol y triglicéridos elevados), La  obesidad  y  la  diabetes  en  particular  se  han  convertido  en  emergencias  epidemiológicas  en  el  país e instancias  como  la  Asociación  Mexicana  de  Gastroenterología  (AMG)  y  la  AMH  suman  esfuerzos  para  promover  la  detección,  prevención  y  tratamiento  del  hígado  graso”.

La Dra.  Laura  Ladrón  de  Guevara;  Gastroenterología,  Facultad  de  Medicina  UNAM, mencionó: “El hígado graso causa inflamación, cicatrices, cirrosis en un transcurso de 20 años, inicialmente no hay síntomas. Entre los factores están, el sobrepeso, obesidad, diabetes, infección por virus de la hepatitis C. Hay que evitar la famosa dieta T que incluye; tacos, tamales, tortas y el alto consumo de refrescos e  incluir en la alimentación más frutas y verduras que contienen fibra además  realizar actividad física”.

Dr.  Jorge  Luis  Poo;  Director  Fundador  de  Amigos  del  Hígado  A.C., señaló: “Actualmente la enfermedades crónicas no trasmisibles como son el sobrepeso, obesidad, diabetes y el síndrome metabólico (presión arterial elevada, azúcar en sangre elevada, exceso de grasa corporal en la cintura y niveles anormales de colesterol y triglicéridos), han influido en varios órganos como el corazón, riñones e hígado. Todas las anteriores son prevenibles a través de un diagnóstico oportuno y el cambio de hábitos saludables”.

Dr. Leonardo Martínez; médico especialista, comentó;El hígado graso puede degenerar en un hepatoma, enfermedad hepática mortal. México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y segundo en adultos a nivel mundial y esto es un factor de riesgo para esta enfermedad. Medix tiene productos farmacéuticas para su tratamiento”.

Armando  Aguirre; Gerente  de  Gastro de Medix.”El Hígado graso, lo  padecen  más  las  personas adultas  sin  distinción  de  género, pero también se ha diagnosticado en niños memores de 14 años y si  no se trata en la adultez puede generar complicaciones hepáticas. En  el sitio www.amhigo.com.mx,  las personas encontrarán todo lo relacionado a la salud y enfermedades hepáticas. Hoy gracias a la alianza con Asociación  Mexicana  de  Hepatología  (AMH) y Asociación  Mexicana  de  Gastroenterología  (AMG)  a la cual se une Medix, para la  prevención, detección y tratamiento del  hígado graso no  alcohólico”.

Finalmente, los especialistas coincidieron que el  hígado  graso  puede  alcanzar  el  nivel  de  epidemia  con  gran  velocidad,  si  no  se  toma  acciones preventivas. La AMG  en  conjunto  con  la  AMH  publicarán  en  el  XIII  Congreso  Nacional  de  Hepatología  del  13  al  16  de  junio  y el  1er.Consenso  de  Enfermedad  Hepática  No  Alcohólica,  cifras  y  estadísticas nacionales  de  este  padecimiento  para  dar  a  conocer  la  situación  actual  de  país, ya cada  vez  se  diagnostican  en más  menores de  14  años.     

Recomendaron que aunque  el  hepatólogo  es  el  especialista  en  las  enfermedades  hepáticas, los  médicos  internistas  pueden  detectar  el  problema,  además de cualquier  médico  general  o  de  primer  contacto  e  iniciar  un  tratamiento adecuado.  El tratamiento debe ser multidisplinario  como son los nutriólogos,  psicólogos, internistas etc.

A  esta  sinergia  se  suma  Medix,  con  más  de  60  años  en  el  mercado,  quien  en  su  compromiso  con  la  educación  médica  continua  en  beneficio  del  paciente  ante  el  sobrepeso,  obesidad  y  diabetes,  impulsa  y  apoya  esta  iniciativa  debido  a  su  estrecha  relación  con  el  hígado  graso, concluyeron la presentación. Mayor información en el sitio web: www.medix.com.mx.


Publicado: 04/06/2018
Copyright © 2009 Reseña Digital - Visitantes: 12,375,433