Sección: AVANCES MÉDICOS

El lavado de manos y la desinfección son claves para evitar infecciones.

* Lo avala la Asociación Mexicana para el Estudio de las Infecciones Nosocomiales (AMEIN), a través de un estudio de eficacia y seguridad de geles y soluciones antibacteriales que reducen hasta en 99.9% la carga microbiana.

Por G. Adolfo Ruiz J.

CDMX 29 mayo 2018.- La higiene es un tema de suma importancia para evitar infecciones, esto desde el lavado de manos para que no sean portadora de bacterias, sobre todo a nivel intrahospitalario por ello, se reunieron expertas en este tema para explicar sus beneficios y la técnica adecuada.

Fue sí que la Doctora Roxana Trejo González, presidenta de la Asociación Mexicana para el Estudio de las Infecciones Nosocomiales (AMEIN), informó: “Sabemos que el lavado adecuado de manos con agua y jabón es la medida más importante para evitar la transmisión de microorganismos perjudiciales para la salud”.

El uso de geles y soluciones antibacteriales a base de alcohol o alcohol más clorhexidina han demostrado su gran efectividad como agentes antisépticos en su acción sobre la flora transitoria y la flora residente de las manos, la que sumada a una técnica adecuada de higiene de manos, constituye una medida eficaz para reducir la carga microbiana hasta en 99.9 % en el entorno hospitalario.

Con esta acción “barren”, incluyendo a los agentes causantes de  enfermedades típicas de la temporada de calor así como infecciones gastrointestinales, respiratorias y oftálmicas”.

Asimismo mencionó: “Gracias a la estandarización del uso de geles y soluciones antibacteriales en el entorno hospitalario, el personal de salud está más sensibilizado sobre una buena higiene de manos en todos los cinco momentos de atención al paciente, que dicta la Organización Mundial de la Salud, lo cual tiene un impacto positivo para evitar Infecciones Asociadas a la Atención a la Salud (IAAS)”.

También resaltó que en México la tasa global de infecciones nosocomiales fue del 4.7% en 2015, según la RHOVE, de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SS). Hoy tiene una mayor conciencia al respecto, lo cual se vio impulsado por la epidemia de Influenza H1N1 ocurrida en 2009 y por las campañas permanentes del Sector Salud.

Recomendó: “Aunque es muy fácil llevar una botella de gel en el bolso o tomar un poco de producto en los dispensarios de oficinas públicas, hospitales, empresas y escuelas, lo más importante es utilizar un producto adecuado con la técnica correcta”,  y que el uso de dichos productos es un medio de primera mano, seguro y efectivo, cuando se carece de un lavabo cercano, concluyó.

Asimismo la Dra. Daniela de la Rosa Zamboni;  Jefe de Epidemiologia Hospitalaria del Hospital Federico Gómez, mostró la técnica adecuada del lavado de manos que dura entre 30 a 40 segundos, con esto se logra que la mayoría de agentes bacterianos se eliminen y, para conseguir una higiene completa ser debe usar los geles y soluciones antibacteriales. Así se logra que las bacterias y virus no contagien, si desean mayor información al respecto de estas acciones contacte: www.oms.org.

En su oportunidad la Dra. Diana Vilar, adscrita al servicio de Epidemiologia Hospitalaria del Depatamento de Infectologia del INCan, señaló: “Hay que observar los componentes del gel, el cual debe tener una base de etanol de 60% a 85%, o de isopropanol de 60% a 80%, más lubricantes para proteger la piel”.

Por ello añadió: “Las soluciones de alcohol más clorhexidina también tienen un excelente resultado, pues su acción es residual lo cual las convierte en una excelente opción en entornos hospitalarios, como en las pacientes con fiebre puerperal (infección después del parto), en los años 90´s había un alto porcentaje, hoy en día esto ha disminuido drásticamente, sobre todo en las zonas rurales con la simple técnica del lavado de manos y desinfección adecuada,  enfatizó la también miembro de la Asociación Mexicana de Infectologia.

Finalmente las especialistas aconsejaron, hay que verificar sus componentes, caducidad y permisos sanitarios. También se debe usar la cantidad suficiente para cubrir las manos, emplear la técnica adecuada y no retirar el producto residual con papel o alguna toalla. Una vez usado, el producto debe resguardarse en un lugar fresco y alejado de fuentes de calor. Recordemos que la prevención y la información son dos herramientas muy importantes para el cuidado de la salud.

Las infecciones nosocomiales son un problema relevante de salud pública de gran trascendencia económica y social, además de constituir un desafío para las instituciones de salud y el personal médico responsable de su atención en las unidades donde se llegan a presentar, así que esta simple pero efectiva acción disminuyen este tipo de infecciones, concluyeron la especialistas en el tema.


Publicado: 31/05/2018
Copyright © 2009 Reseña Digital - Visitantes: 12,811,893